• Biniaraix

Biniaraix

Un diminuto oasis de tranquilidad

Biniaraix es un diminuto pueblo que se reparte entre los municipios de Sóller y Fornalutx. Como muchos otros asentamientos de la Tramuntana su origen se remonta a la época musulmana, y algunas de sus casas tienen más de 500 años de antigüedad.

El pueblo se situa en la ladera de las montaña y da acceso a un barranco muy popular para excursiones. La senda sube bordeando un torrente hasta l'Ofre, una de las mayores montañas de Mallorca.

Los numerosos rincones y estampas que Biniaraix ofrece han hecho de él lugar predilecto para pintores paisajistas. Desde hace años se organizan la tradicional “Trobada de pintors”, donde los pintores comparten en una jornada festiva su arte y su mirada de Biniaraix con los visitantes y curiosos.

Dado su  pequeño tamaño, Biniaraix es un lugar muy tranquilo, cuenta con dos pequeños bares en la plaza, que los lugareños comparten encantados con los excursionistas y viajeros.